EL POR QUE DE ESTE BLOG

 

La infancia me persigue en forma de relatos desde las páginas de las Joyas Literarias Juveniles de Bruguera que esperaba ver aparecer cada semana en el kiosco.
Me gustaba pensar que algún día podría enrolarme con el navegante que se hace a la mar sin más premio que conocer lo desconocido; o acompañar al explorador que solo ansía saber qué hay; verlo; contarlo.
Siempre supe que desde la televisión era a mi a quien hablaba Miguel de la Cuadra.

Se que no hay razones para ir. Que no es prudente ni sensato salir fuera de lo confines de lo conocido. Y que tiene el riesgo añadido de que la persona que volverá ya nunca será la misma que la que se fue. Viajar es una nueva forma de ver las cosas.
Pero, ¿Quién no pagaría por ser una persona distinta cada día, elegida a su antojo.?

Este espacio está dirigido a los inquietos y a los inconformistas. A los que siguen buscando sin saber qué. A los que van a descubrir la sensación de despertar donde nadie conoce tu pasado y a los que ya lo sintieron y desde entonces, a veces, ya no concilian el sueño en casa.

Abrir chat