COREA DEL SUR.

2015

Dentro de veinte años estarás más decepcionado de las cosas que no hiciste que de las que hiciste. Así que desata amarras y navega alejándote de los puertos conocidos. Aprovecha los vientos alisios en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.                                                                                                                                                                                 

                                                                                                                                                                                Mark Twain

 

SEUL

                                                                                                  06/10/2015

 

Ha sido un vuelo largo y pesado con Air France, retrasos incluidos, desde París, ciudad que tiene la perpetua costumbre de mostrarse cenicienta y recibir a los visitantes con lluvia. Mi memoria la sitúa a medio camino entra la gabardina, el paraguas y el chubasco. Rara vez soleada. Por su parte, Seul, escondida tras de un puente interminable parece Camelot. Una vez dentro, la realidad es otra y predominan los edificios de corte soviético, moles grises y rectangulares. Existe la sensación de que Seul es una ciudad segura. Al caminar destaca en sus calles un cierto orden y limpieza. Los impronunciables nombres de las calles y rótulos hacen difícil la orientación.

 

 

GYONGBOKGUN( Palacio de la bendición feliz) es el palacio principal de Seul y también de la dinastía Joseon(1392-1910). Linea 3 de metro hasta la parada 5 del mismo nombre que el palacio. Contemplan a conjunto de edificios palaciegos 600 años de historia convertido en uno de los monumentos mas importantes del país. Desde su entrada posterior se divisa al fondo el monte Amisan dando la sensación de armonía entre la construcción y la naturaleza. Su interior está repleto de estanques de flores místicas de loto(Gyeonghoeru) que representan el continuo ciclo de la reencarnación y ayudan a purificar el espíritu y a alejar los malos pensamientos. Perder la mañana entre el ruido del agua y las evoluciones de las ranas sobre el loto es una deliciosa forma de ganarla. Media docena de nutridas excursiones de colegiales asiáticos se entrecruzan con el resto de visitantes del palacio. Uniformados y obedientes como solo pueden serlo niños coreanos, atienden las instrucciones de una profesora-guía que se esconde del sol con un atuendo esperpéntico para un occidental. Algunos no tienen seis años cumplidos, otros adolescentes. Entre estos últimos florece un bosque de palos selfie que recuerda  la Rendición de Breda.

De repente, la guía-profesora indica un lugar, todos dirigen la mirada allí y como en el duelo en OK Corral, sacan sus smartphones y disparan sus fotografías. No tienen seis años cumplidos. La era tecnológica ya nos ha vencido. El cambio de guardia en la entrada principal ( puerta Gwanghwamun) del recinto palaciego es un espectáculo de color, armas, estandartes y tradición que tiene lugar dos veces al día. Corea del Sur dejó de ser imperio para convertirse en república en 1948 por lo que el espectáculo es un remedo de lo que fueron los tiempos del imperio. La ceremonia está armonizada por todo tipo de instrumentos de percusión comandado por un gran tambor que marca el ritmo. Algunos coreanos observan la representación ataviados con el hanbok( traje tradicional coreano).  

Palacio Changdeokgung ( De la virtud próspera)(99, Yulgok-ro, Jongno-gu, Seul) fue el palacio principal durante las pugnas entre príncipes y vasallos por ocupar el trono coreano. Es también llamado palacio del Este por su situación con respecto a  GYONGBOKGUN. Fue Construido en 1405.  Su jardín posterior( Jardín Secreto) es una joya así reconocida por la UNESCO en 1997 y  como tal nombrado Patrimonio de la Humanidad. Sungnyemun(50, Sejong-daero, Jung-gu, Seul 04528)  es una puerta con estructura de corte defensivo construida entre 1396 y 1398. Es el tesoro nacional numero uno de Corea. Su ubicación cerca de un distrito financiero confiere ese aspecto mezcla de tradición y modernidad tan frecuente en Corea. En los alrededores un mercado donde comprar desde ropa a pescado. Insa-don.  Distrito de Jongno-gu permite ver el modo de vida de los antiguos coreanos, sus casas, sus vestidos. En su momento fue el sitio de las obras de arte y

MYEONG-DONG (cueva brillante). Distrito de Jung-gu.. Linea 4 de metro. Es el barrio comercial mas conocido de la ciudad. Ubicado en pleno centro contiene tanto grandes centros comerciales al uso( U-too Zone), como pequeñas tiendas que salpican lo largo de la propia Myeongdong Street o Central Street. China Street en los alrededores, presenta un aspecto vintage en comparación con las asépticas y modernas tiendas y locales de la zona. La columna vertebral de la calle está poblada por carritos de comida rápida de una pulcritud desconocida en otros países de Asia. Permanecen abiertos hasta pasadas las once.  

Nine Tree Hotel(51 Myeong Dong 10 Gil Jung Gu, Seul 100-861). Tiene una ubicación perfecta tanto para hacer turismo, dedicarse a las compras por los alrededores o  disfrutar la noche en la ciudad. Todo a mano y todo cuidado por unos 40€. La noche coreana está trufada de neones, cerveza y karaoke. Beber en corea es un acto social de lo mas aceptado hasta el punto de que las borracheras en plena calle no llaman siquiera la atención. Rechazar un trago es un gesto muy descortés y en reuniones de negocios, fiestas y similares el final suele ser paquito el chocolatero en su versión Asia. Lo cierto es que socializar en Seul es complicado por la introversión de la gente. Los propios coreanos recurren a sogaeting o citas a ciegas para conseguir pareja antes de los 30 en que si no la tienes, eres sospechoso. Ha de ser por eso que, una vez se consigue, se genera todo un merchandising o ajuar para parejas( bufandas para dos, guantes gemelos para agarrarse las manos sin soltarse, etc….). dichos atuendos se unen a otras aficiones como ir por la calle disfrazados de conejos, osos o cualquier otro animal.

Los soportales abren tiendas donde proveerse de cualquier artículo y muy especialmente todo lo relacionado con la cosmética y belleza para ambos sexos. Es curioso sin embargo la dificultad de encontrar desodorante dado que se dice que la etnia asiática tiene una mutación genética cuyo resultado es que los coreanos sudan pero no huelen. Myeong-dong es un sitio perfecto donde alojarse. Los alojamientos tienen el estándar similar a lo acostumbrado en España. No es casualidad que Corea del Sur comparta con España indicadores muy similares en aspectos como población o PIB de tal forma que no hay sorpresas en cuanto a hospedaje, un hotel de 3 estrellas es lo que nosotros conocemos con un hotel de 3 estrellas. La planta cuarta de muchos edificios no existe incluidos hospitales y edificios de gestión publica. El 4 es el número de la mala suerte al igual que un nombre escrito en rojo es señal de que la persona está fallecida.

 

Chica Conejito

 

 

 

 

 

 

  

 

Catedral de Myeongdong(1887). No es de esas construcciones del gótico que quitan el aliento, antes al contrario se presenta como pequeña. Originariamente se llamaba Jonghyedon si bien cambió su nombre al actual con la liberación del país de la ocupación japonesa. Una misa en coreano tiene la particularidad de que las feligresas siguen cubriéndose la cabeza con un velo y que, el tono monocorde de la letanía del rezo en coreano viene rematado con un perfectamente identificable “amén”. Myeongdong representa también el inicio de la Iglesia Católica coreana que estuvo duramente perseguida durante 100 años. Se acerca la festividad de los difuntos. También aquí los templos se preparan; todo se engalana de ofrendas y crisantemos.    

 

HANSIK.- COCINA COREANA.

PULPO VIVO y PERROS PARA COMER.

 

 

“Si Dios no tenía la intención de que comiéramos animales, entonces ¿por qué los ha hecho de carne?                                                                                                                                 John M. Cleese. Monty Python  

La particularidad de la cocina coreana es que la mesa queda ocupada por todo tipo de platillos a la vez, que contienen las guarniciones, salsas, acompañamientos y comida para combinar sabores, texturas y gustos al mismo tiempo. Comparte con el resto de Asia el uso constante de la soja y las especias.

Los palillos, a diferencia del entorno, son de metal. Están de enhorabuena todos los que aprecien los alimentos fermentados y salmueras dado que la característica principal de la cocina en Corea es que en casi cualquier plato hay al menos un condimento fermentado

El Kimchi a base de col china y otras verduras y condimentos que se entierra en una olla esperando su fermentación es una receta tradicional de los más populares. Por su parte el bulgogi( carne de fuego) a base de carne de ternera en tiras y marinada en soja y e bibimpap(arroz mezclado con vegetales, huevo y carne molida) forman el grupo de comidas más famosas del país. Todo ello aderezado con salsas Gan jang, Gochu jang (picante) o Doen jang(puré de habas de soja fermentado). Los coreanos, como sus vecinos, utilizan con frecuencia pescados deshidratados, algas y tofu. En general la cocina coreana es rural, con alimentos de cercanía y sencillos que se fermentan y aderezan con multitud de salsas. 

Con respecto al arroz, su papel en la mesa Coreana es de tal ubicuidad e importancia que la palabra que lo designa se usa indistintamente tanto para decir “arroz” como para decir “comida”.

Al margen de los exquisitos platos de la cocina coreana, otras comidas del país tienen  la singularidad de provocar sorpresa e incluso rechazo a partes iguales. Gaebul( lombriz de mar); gusanos pene o beondegi( larvas al vapor).

El Sannakji es un pulpo de pequeño tamaño que los coreanos se comen vivo y en ocasiones entero. Puede comerse también en sopa a la que llega vivo y se va cociendo en ella. La forma tradicional sin embargo es comerlo vivo con la prevención de masticarse varias veces antes de tragarlo dado que aunque pueda ser una experiencia única sentir los trozos del pulpo luchar y retorcerse en la boca, los tentáculos pueden pegarse a los labios, los dientes, el paladar y la lengua y en algunos casos obstruir las vías respiratorias y  provocar asfixia.

.– Es lo que me faltaba por escuchar, me dijo en cierta ocasión El Moro Ruiz, que se comen los pulpos vivos.

.- Bueno, verás, en todas partes cuecen habas, aquí comemos caracoles. Y ya dice el refrán, pájaro que vuela, a la cazuela

.- Los caracoles están cocinados, el refrán es falso, no se comen las golondrinas ni los cuervos y además la comida es uno de los momentos  íntimos de la persona. Casi el de mayor relajación, no se puede convertir también en un momento de tensión sobre si vas a salir vivo o no de la merienda.

.- También comen perros.

.- ¿Están en guerra?

.- No….. bueno…. con Corea del Norte si, pero es una guerra fría.

.– Entonces no sigas hablando, ya me daba a mi que una gente que mira como si estuviera constantemente sospechando, no podían ser de fiar.  

La sopa de perro( Bosintang) no es tan habitual como pudiera parecer, de hecho la carne de perro(Gaegogi) como alimento queda relegada a zonas rurales donde tradicionalmente era consumida normalmente por las personas mas pobres. Hoy los consumidores son normalmente mayores que no tienen el tabú de pensar que comen un animal de compañía. No es el perro del vecino que en un descuido acaba en la sopa, ni el que despistado en la carretera sufre un atropello y pasa a la nevera. Los coreanos no se comen a toby ni a sultán sino a animales cuya crianza esta orientado al consumo humano. Son perros para comer( Nureongi o Hwangu), diferenciados de los perros mascota. Actualmente el gobierno coreano pretende legalizar el consumo de esta carne, reconociendo que su consumo es un hecho, como vía a establecer controles de higiene en su producción y mercado.

MUSEO NACIONAL DE ARTE MODERNO Y CONTEMPORANEO DE COREA DEL SUR

Jongno District, Seul, Corea del Sur

 

Fergó apareció abanicándose con unas entradas para el museo que quedaba a pocos minutos de donde aún no me habían servido mi segunda betchu( cerveza) a la ribera del hangang(rio).

Es un edificio extravagante, condición fundamental para que cualquier palurdo como yo pueda entender que el museo es de arte abstracto.

Celestino ” el moro” Santamaría debía su apodo a que su abuelo se llevó un Tabor de Regulares  indígenas a la guerra de España y decía que los museos raros hay que rellenarlos con el mismo numero de obras que de folletos con palabrería.  Eso no pasa en los museos donde un cuadro cuyo titulo es “hombre a caballo” representa pintado un hombre a caballo. Ahí no hace falta folleto. En los otros sí.

Otra característica de estos museos es que a diferencia de un edificio con aspecto de una cuadra, donde lo que esperas encontrar dentro es un mulo o un caballo, en estos sitios cabe encontrar cualquier cosa. Es imprevisible.

Celestino Santamaría dice que los museos abstractos tienen éxito porque las personas no tienen la personalidad suficiente para manifestar con contundencia lo que realmente ven, y temen que les tachen de trogloditas o paletos. Falta de personalidad, Lobo, eso es todo.

Esa es la razón por la que un grupo no desdeñable de personas se ponen a hacerle fotos a una zapatilla vieja, decía.

Cuesta trabajo creer que el Prado o el Louvre sea un coladero para que cualquier caradura pueda colgar su cuadro sin que lo detecten. En los museos abstractos algunos de los que cuelgan sus obras son unos cuentistas.  El mérito no es tanto de los autores como de la habilidad de los críticos y marchantes que afaman a un autor concreto para posteriormente marchar sus obras y encontrar palurdos millonarios que asombrosamente las compren. Solo si el arte es concebido en su vertiente mercantil tiene sentido eso.

Yo no se en que momento el arte, este “arte”, destrozó su verdadera definición como algo sublime, para convertirse en algo tan ridículo que atenta contra todos aquellos verdaderos artistas y obras que de verdad trascendieron a la historia por su trabajo y excepcionalidad.

El Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Corea del Sur inaugura exposiciones diferentes en la multitud de salas con las que cuenta. No todas son abstractas y por supuesto de entre las que si lo son, no todas las obras producen la sensación de estar siendo burlado.

Reconozco que mi natural malicia me hace especialmente desconfiado. Celestino Santamaría se tiene por un tipo cartesiano, metódico y lógico. El único viaje que realiza sin previa planificación, de forma imprevista,  es ir a comprar el pan. Dice que donde no hay aceite de oliva no hay civilización, y de entre todas las repúblicas, solo cree en la romana. En la barra de un bar, los únicos que deberían beber sentados son los menores de 8 años y llegaba a sus citas con precisión prusiana. Operarse de cataratas no tiene ninguna ventaja y  si la desventaja de descubrir las arrugas en el rostro  de tu mujer. Fue campeón de pinball y aprovechó la llegada de los juegos de arcade para retirarse invicto. A veces le digo que es tan viejo que cuando nació, el mar muerto aun respiraba. Se que se ríe.

Lobo, la frontera entre el arte y la estafa la marca mi capacidad para reconocer aquellas obras que pueda o no pueda realizar yo mismo, dijo.

Fergó continuaba allí intentando encontrar la excepcionalidad entre las, sin duda, muchas obras de arte que había mezcladas con zafios intentos de engaño. Mientras tanto, dejé mis gafas estrategicamente colocadas en el suelo de una sala vacía y al poco, un señor gordinflón se tiró al suelo con sus bermudas y el objetivo telescópico de su Nikkon para tomar la mejor instantánea de mis gafas de vista cansada.

 

El Museo es Gratis.

 

Lobo en el museo

  

 

 

LA PIEL BLANCA

En Corea del Sur, como en el resto de Asia en general y probablemente en el mundo, miles de personas se protegen del sol para evitar que la piel se le oscurezca. La piel blanca, símbolo de estatus no es una particularidad de Asia, mucho menos de Corea del Sur pero es cierto que en estas latitudes se combate el sol de una forma que pudiera parecer exagerada.

El nulo sentido de la estética, visto desde la perspectiva europea, hace que en ocasiones los métodos y artilugios usados en esa guerra puedan parecernos exagerados e incluso graciosos por esperpénticos.

Parece tener su origen en el hecho de que las clases sociales mas bajas, relacionadas con la agricultura tenían la piel tostada debido precisamente a la necesidad de faenar bajo la canícula, mientras que los prósperos estaban en casa, a buen recaudo del sol. Incluso la colonización hizo que los nacidos fruto del mestizaje, con la piel mas clara, tuvieran más oportunidades de escapar incluso de la esclavitud.

En la India, su sistema de castas reserva la piel blanca a las clases altas de ahí el intento de escapar de pieles oscuras mediante productos blanqueadores. Sea como fuere, lo cierto es que en Corea del Sur existe una fiebre por la piel blanca que se traduce en una lucha feroz contra el sol y un consumo exagerado por productos cosméticos y de belleza blanqueadores.

A los coreanos no les gusta el moreno y empiezan a preocuparse por las arrugas a los 20 años. Los cánones de belleza imperantes atribuyen imagen de inocencia y femineidad, incluso de juventud, a las pieles blancas convirtiéndose en un ideal a perseguir.

El aspecto físico es algo de suma importancia de tal forma que las deformidades o defectos, por nimios que estos sean, han de ser corregidos incluso mediante cirugía, causando sorpresa el no hacerlo. Por tal motivo, el mercado gestado en torno a productos para blanquear la piel mueve miles de millones de euros encaminado tanto a hombres como a a las que seducen con la idea de ser más bellos.

En Seul, la zona de City hall, está plagada  de tiendas que ofrecen los últimos avances en cosmética y belleza con especial atención a productos para conseguir una piel más blanca.  BB creams , serums, tónicos, ácido hialurónico, salicílicos, tierras volcánicas mineralizadas, proteínas de arroz, vitamina C, todo vale para conseguir  triunfar en la vida o convertirte en una atractiva chica porcelana. Mientras eso sucede, protección cincuenta del procaz sol que nos asola.

 

DMZ( PAJU). PARALELO 38

PARALELO 38. FRONTERA CON COREA DEL NORTE

 

Los que nos prometen el paraíso en la tierra nunca trajeron mas que infierno.

                                                                            Karl Raimund Popper

El armisticio que sello la guerra de corea en 1950 fue representado por el establecimiento del paralelo 38 que separó desde hace setenta años ya, a los coreanos del sur de los presos de Kim Jong-un al norte. Se hacen llamar República Popular Democrática de Corea. A pesar de denominarse zona desmilitarizada, es probablemente la zona del planeta que esté mas militarizada, perpetuamente vigilada, armada hasta los dientes y en continua sospecha sobre las intenciones perversas que abrigue el de enfrente.

A lo largo de este tiempo, los comunistas del norte han excavado hasta cuatro túneles para una deseada invasión del sur. El tercero de ellos, cuya visita transita por una pendiente de 350metros no está recomendada para quien no esté en forma, tenía capacidad de mover 30 mil soldados por hora.

La frontera entre ambas coreas está sembrada de minas con que el tirano ha salpimentado una extensa franja de terreno( 4kms de ancho por 238 de longitud) más que por temor a una invasión del sur, por el temor a que los suyos deserten y descubrir que solo es un pobre diablo, y que la distancia entre el la divinidad que cree ser y el pobre diablo que realmente es, es la misma que existe entre una camisa y una camisa de fuerza.

El trayecto hasta DMZ se puede realizar contratando los servicios de cualquier touroperador,  Seoul City Tour es uno de ellos o incluso desde la estación de bus que sale del centro de Seul. Es un trayecto que no llega a las dos horas.

 

 

 

Fergó y Carlos Lobo

Desde un mirador cercano se alcanza a ver la Corea del Norte. Es extraña la sensación que produce saber que allá, a lo lejos, existe gente que jamás conocerá la libertad de los simples actos cotidianos por los que merece la pena vivir.

En el Skiline de Corea del norte se representa una ciudad fantasma construida solamente para intentar engañar a los de Corea del Sur sobre las bondades del sistema norcoreano. La ciudad, al modo de aldea potemkin, permaneces silenciosa. Las casas permanecen vacías, las calles intransitadas. No hay gente, es solo un decorado, uno más de la paranoia de Kim Jon-un. 

 

 

SEONG-JIN

 

SEONG-JIN Héroe y disidente norcoreano

 

El songbun es el sistema de castas establecido en Corea del Norte que divide a los ciudadanos en tres categorías; los leales, los vacilantes y los hostiles. Solo los primeros pueden vivir en la capital.

Seong-Jin se pasea por las calles de Seul con sus 79 años y la medalla que consiguió en la guerra defendiendo al norte. Luchó con el valor que solo dan la ignorancia y los 17 años.

Ahora es de los hostiles, pero fue de los leales antes de su deserción. Su adhesión fue desinflándose como un suflé. El puesto que se había ganado, periodista leal, fue un observatorio insobornable que no le permitió digerir tanta mentira.

Tan fuerte llego a ser su deseo de escapar que cada mañana, al llegar a la redacción en Pionyang , temía que su rostro lo delatara.

Se  dormía preguntándose cuando llegaría el día en que su deseo venciera al terror que le inspiraba intentar la huída. Un día decidió que no podía esperar tanto. Pensó en hacer algo para que no hubiera marcha atrás en su decisión.

Era un martes cualquiera, le tocaba cubrir la visita del querido líder a una granja comunal que habían inaugurado. Los rumores de hambruna que asolaban al país debían conjurarse con la visita a una granja porcina dotada de los más modernos sistemas de producción, los cerdos estaban en magnifico estado. Seong-lin decidió que era el momento de escapar.

Era un martes cualquiera. Debería andar doscientos kilómetros hasta la frontera china y luego tener suerte.

Seleccionó una foto para la primera pagina. El querido líder aparecía sonriente en la moderna granja, rodeado de opulentos cerdos. La envió al editor con el siguiente pie de foto. “El Camarada Kim Jong Un es el tercero por la izquierda.” . Ya no había marcha atrás.            

Abrir chat